Anuncios Google

martes, 3 de mayo de 2011

La abundancia y el dinero


Uno de los mayores problemas de la gente es el dinero. 

Y también es uno de los mejores termómetros para medir la calidad de escazes o de abundancia de cada persona en función de cómo se relaciona con el dinero.


Todo el mundo desea dinero, incluso los que lo condenan.

Diseccionemos estos aspectos del dinero como si de una autopsia se tratase.


¿Qué es el dinero?

Si lo analizas liberalmente, el dinero no es otra cosa que un pedazo de papel con unos dibujos impresos y algunas normas de seguridad que lo hacen difícil de falsificar.

Si lo analizas de un punto de vista emocional, es decir lo que sentimos hacia el dinero, y todos sentimos algo, con el dinero podrás hacer un montón de cosas que sin dinero no podrás hacer. Te diría que el 90% de las cosas que te gustan en la vida se pueden realizar con dinero. Hay personas que tiene malos sentimientos hacia el dinero y otras un sentimiento positivo.

Si lo analizamos desde una óptica comercial el dinero es simplemente un objeto de intercambio. Y esta es la parte más realista del dinero y es la primera que debes comprender para desmitificar todo lo que has aprendido de este.

Efectivamente el dinero es un objeto de intercambio.

Es decir que si yo necesito algo, puedo pretender adquirirlo de distintas formas; negociando por otro objeto o servicio (el concepto de trueque), pedirlo o incluso violentarlo o de forma engañosa (estafar, robar, etc.).

Pero de todas las formas; el dinero, es decir ese pedazo de papel impreso, es la forma más simple de obtener las cosas y servicios que necesito.

Hace miles de años, antes que apareciera el dinero, existía el trueque, que era una forma natural de intercambiar y negociar mis necesidades y deseos con los deseos y necesidades de los demás.

La principal dificultad de este sistema era encontrar la persona que tuviera lo que necesito y además que estuviera dispuesta a aceptar lo que yo tenia para ofrecer.

Si ambas estaban de acuerdo, se lograba un trato, pero si una de las partes no estaba de acuerdo, no había trato, y ambas partes quedaban sin satisfacerse y tenían que seguir buscando, para lo cual se perdía mucho tiempo en la búsqueda.

La creación del dinero resolvió esa carencia. Es decir, si alguien tiene lo que necesito, solo tiene que ponerle un precio en dinero, para lo cual yo lo pago y la otra persona puede comprar lo que busca usando el dinero de igual manera.

Es decir el dinero es un invento muy practico, que facilito la vida de la gente.

Sin embargo en el transcurso de la historia el dinero se convirtió en un problema para la mayoría de la gente. Las grandes riquezas se quedaron en manos de muy poca gente, dejando a la mayoría en la miseria.

Aquí interviene el segundo aspecto que tratamos antes el aspecto emocional.

Si el dinero fue un gran invento que facilita la vida a la gente ¿por qué la gente tiene problemas con el dinero?,¿por qué depende del dinero para vivir y no lleva una vida como le gusta por lo menos sin problemas de dinero?

Las respuestas a estas preguntas tienen que ver con la ambición desmedida de algunas personas, que con el dinero en si.

Si lo analizas, el dinero es algo neutro, no hace nada por si mismo. 

Un maletín con un millón de dolares no te servirá de nada en una isla desierta, no podras comer dinero si tienes hambre. El dinero puede hacer mucho bien como mucho mal, depende de las intenciones que tiene los que poseen el dinero..

Con dinero se puede producir alimentos para alimentar a toda la población mundial y matar definitivamente el hambre en todo el mundo.
Con dinero se pueden crear armas y guerras para matar gente, que es lo que lamentablemente se hace.

En la historia, cuando se creó el dinero, algunos egoístamente, entendieron de que tener dinero permite satisfacer necesidades y deseos y llevar una vida más cómoda y placentera.

Egoístamente pensaron que quien se dedique a hacer dinero va a tener más poder sobre los demás. Y efectivamente en toda la historia hubo y hay gente que piensa de esta manera: el dinero es una prioridad, la mayor prioridad, si tienes vales, si no tienes no vales.

Como toda mente egoísta tiene miedo, así que piensa: si yo pienso de esta manera los demás pensaran de manera similar, así que me adelantare a tener riquezas he intentare que los demás no las tengan, así tendré menos competidores y más poder.

Así se potenció la ignorancia, la esclavitud, la pobreza, la analfabetización, las guerras, los imperios, en fin; el dominio del hombre por el hombre, todo simplemente porque algunos pocos, enfermizamente, quieren tener más poder y piensan que si otros tienen oportunidades ellos perderán espacio de poder.

Ante esta situación, no es de extrañar, que en toda la historia de la humanidad y en todas las culturas, el dinero sea mal visto por quienes no lo tiene o por quienes se ven afectados por los que lo tienen, que es la mayoría de la gente.

contínua entre los poderosos con dinero para oprimir a los que no lo tienen para sumergirlos en la ignorancia, la pobreza y la esclavitud para que no sean conscientes de que los que no tiene dinero y sufren por ello, tienen el derecho natural de tener y disfrutar de los beneficios y oportunidades que da el dinero.

Pero el problema no es el dinero en si, sino la ambición desmedida que busca en el dinero el predominio de poder.

Esta ambición desmedida ha buscado a lo largo de la historia crear en todas las sociedades una cultura de pobreza y de escasez.

El pobre es pobre porque nació en un entorno social desfavorecido, con carencias materiales de todo tipo, pero también porque ese entorno social esta acompañado de una mentalidad de pobreza y escasez; es decir sentir la idea de que humanamente estamos condenados a no disfrutar de las riquezas materiales y de las ventajas del dinero.


¿Qué podemos hacer?

Simplemente entender que el dinero es un elemento más que puede ser atraído o rechazado y para que esto suceda, va a depender de como nos relacionemos emocionalmente con este.

Si tenés un concepto negativo hacia el dinero, este no vendrá a ti. Hagas lo que hagas, siempre tendrás problemas con el dinero, porque el dinero es un problema para ti desde el momento que tienes una carga de emociones negativas hacia este.

No puedes relacionarte felizmente con algo que no aprecias u odias. Es como pretender hacer pareja con una persona que no te agrada, es una verdadera locura, esa relación esta condenada ala infelicidad y al fracaso.

Aunque no lo creas tu tienes consciente o inconscientemente una relación con el dinero y depende de lo sano o insano que sea esta relación, este entre en tus bolsillo o lejos de de ti.


Tus emociones y el dinero.

Vivimos en sociedades donde nos enseñan que hay que ganarse la vida, cuando en verdad la vida no hay que ganarla, ya es nuestra por derecho propio.

Sin embargo es una realidad que para vivir el día a día, y para proyectar una vida, el dinero es necesario en toda sociedad y para toda persona.

Sin embargo el que sea una necesidad, no debes sentirla como una necesidad, porque este sentimiento de carencia hacia el dinero hace que no te llegue naturalmente.

En realidad cada uno de nosotros, tiene la posibilidad de ganar el suficiente dinero que crea necesario, simplemente ejercitando tu vocación, esas herramientas que te dio la vida en exclusiva. De esta formas disfrutas haciendo lo que te gusta y ganando dinero.

Por suerte hay gente que vive de esta manera y esto que muchos entienden como un privilegio debería ser lo mas común del mundo. Si no lo es, es porque estamos condicionados a la idea de que eso no es posible, con lo cual, pone en evidencia nuestra mentalidad de escasez.

El primer paso hacia el dinero en abundancia.

No importa cual sea tu situación financiera en este momento, si tu situación financiera no te gusta, podes hacer algo. 

Lo primero es aceptar la idea de que eres merecedor de tener el suficiente dinero para vivir como te gusta, ¡vos lo mereces! Es tu derecho natural.

Segundo empieza a contemplar la posibilidad de ganar dinero haciendo lo que te gusta, a tu manera, con tu ritmo y tus tiempos.

Tercero; intentalo, aunque sea gradualmente.

Es cierto que muchos viven de lo que les gusta, porque han tenido las posibilidades de desarrollarse y no han pasado necesidades. Pero también es cierto que muchos sin posibilidades y con muchas necesidades y problemas lo han intentado y persistido en ello ¡y también lo han logrado!.

Hacer lo que te gusta te da una energía y un entusiasmo que te permite mantener encendida la llama aún en los momentos mas adversos. Requiere cierta perseverancia, pero también valor y riesgo.

¿Qué tienes que perder? Nada, porque aunque fracases en tus intentos lo habrás disfrutado y habrás aprendido muchísimo de ti mismo.

¿Qué puedes ganar? Mucho, porque si aceptas la idea de que eres digno y que la vida tiene suficiente para ti, como mínimo nunca pasaras necesidades graves y cada paso te acerca a un estilo de vida que hace que generes tu propia fuente de abundancia.

Tomalo como una aventura, con alegría y entusiasmo que la necesidad y el miedo no sean tu motor, sino el placer. 

Y el dinero como muchas cosas vendrán a ti en abundancia.


Que el dinero sea tu esclavo, no tu amo.
El dinero tiene la posibilidad de satisfacer nuestros deseos, y cuanto más dinero tengas en tus manos tus deseos crecerán.

Esto le sucede a la gente corriente cuando se gana la lotería.
Empiezan a vivir como millonarios pero en el termino de entre 5 y 10 años vuelven a su estado anterior o incluso a una situación más escaza.

También hay gente que vive para hacer dinero y están todo el día obsecionados con la posibilidad de ganar o de perder y de cuidar de no perder lo que tienen, estos aunque tengan dinero son pobres humanamente.

Hay un dicho que dice que el dinero puede ser tu amo o tu esclavo. Y es cierto, porque la naturaleza de la mente es desear y desear, es el pozo sin fondo del que hablamos antes y el dinero es una de las pocas cosas en la vida que te da la posibilidad de ilusionarte obsesivamente. La fama, el poder también son drogas que potencian el ego a extremos insospechados, pero que en verdad son percepciones ficticias.

Todo lo que te aparte del presente y de tus necesidades no te hará feliz, sino todo lo contrario.

Hay cosas que no tiene precio.

Hay cosas en la vida que no tiene precio, son pocas, y son las más elementales, pertenecen a la humanidad común y no se pueden comprar con nada: el amor, la alegría, tu paz interior, la felicidad, la vida, la salud, la libertad no se pueden comprar por más dinero que tengas. No son negociables.

No puedes ir a un negocio y comprar alegría o amor. Esto es algo que no tiene precio. 
Si es cierto que con dinero puedes ayudar a que estos aspectos no negocibles mejoren, pero no dependen del dinero.

Lo que quiero decir es que nunca descuides tus necesidades y no te dejes arrastrar por los deseos.
Utiliza el dinero para mejorar y satisfacer tus necesidades por sobre todas las cosas, y luego, para satisfacer tus deseos más inmediatos sin abandonar tu alegría, tu paz y tu libertad.


El dinero y la sociedad.

En una sociedad el dinero debería estar fluyendo permanentemente. Las sociedades más justas y ricas tiene una economía dinámica, no conservadora.

Por poner un ejemplo, supongamos que estamos 100 personas en una reunión y solamente hay un peso. Si yo tengo ese peso y lo intercambio con otra persona a cambio de algo, yo tendré un beneficio y esa persona tendrá un peso, si esto continúa con el resto de las personas reunidas, llegará el momento en que todos tendremos un beneficio y el peso volverá a mi, para lo cual tendré nuevamente un peso y además un beneficio.

Si la rueda se repite, todos volveremos a tener un segundo beneficio y el peso volverá a pasar por cada persona y así indefinidamente.

Fíjate lo que se puede hacer solo con un peso, en la medida que circule sin parar, ahora si algún avaro en el camino se guarda el dinero, los beneficios no circularán, la corriente de fluidez se ha detenido.

Esto mismo sucede en las sociedades. Hay sociedades donde el dinero rueda, y otras donde el dinero queda en manos de los avaros.

Incluso dentro de un mismo país hay comunidades dinámicas donde el dinero rueda y otras conservadoras donde el dinero esta en manos de unos pocos.

Los norteamericanos le llaman popular y comercialmente al dinero "current" que significa que corre. Esta definición es muy acertada porque en realidad la esencia de crear riqueza es que esta este en constante movimiento.

jueves, 21 de abril de 2011

Los enemigos de la abundancia: el miedo y la necesidad

Como abras observado la abundancia es la esencia misma de la vida.

La naturaleza es generosa, siempre tiene para todos, sin excepción y de forma abundante. Tiene tanto que permanentemente te desborda.

Vos sos parte de la naturaleza, entonces estas hecho de la misma esencia: Vos sos abundancia.

Sin embargo mucha gente desconoce este principio, sin embargo cuando la descubren, sienten que las puertas de la liberación están cerradas con cadenas y candados. Sientes que te faltan las llaves para abrir esos candados y liberarte de las cadenas. Necesitas las llaves para abrir los candados y liberarte.

Esos candados son el miedo y la necesidad y las llaves son el análisis sincero con uno mismo, la aceptación total de lo que somos, como nos sentimos y la plena consciencia de nuestra situación.


El miedo esta a 10 centímetros del suelo.

Permíteme contarte una vieja historia zen, que grafica muy bien el miedo.

Un monje zen iba caminando por el bosque cuando empezó a oscurecer.
Decidió volver al templo, antes que oscureciera, pero como el bosque no tenia caminos, no recordaba como volver y se encuentra conque esta perdido y casi entrada la noche.

Desafortunadamente esa noche para el, no tenia luna, así que la oscuridad era total en un lugar desconocido. Empezó a asaltarle los miedo y las dudas, entonces decide sentarse en algún lugar que sintiera que era seguro, como un árbol, para descansar algo y así pasar la noche.

Cuando caminaba a tientas buscando un lugar, siente que cae en un principio. Desesperado manotea de donde tomarse y se aferra a una rama, quedando suspendido en el aire.

"Increíble" exclamo; "estoy suspendido de una rama y debajo hay un precipicio y no puedo ver nada, ¿qué hago?"

Intentó controlar la desesperación y decidió quedarse colgado hasta que saliesen los primeros rayos de sol, para tener algo de visión y decidir como salir de esa situación.

Después de pasar toda la noche colgado, sus fuerzas se habían debilitado y al aparecer los primeros rayos del sol descubre que debajo de sus pies, a 10 centímetros, había un gran roca.

Se sonrió y se dijo: "Si sabia que estaba esta roca, me hubiese soltado y podría haber descansado toda la noche"


Esta historia zen nos enseña que el miedo siempre esta a 10 centímetros del suelo.


La naturaleza del miedo.

El miedo es un mecanismo supervivencia, creado por la naturaleza.
Cuando estas frente a un peligro real, que realmente amenaza tu integridad, todo tu ser se prepara automaticamente para el peligro.

Tu corazón late con fuerza, tus pulmones jadean freneticamente para absorver más oxigeno y enviar tudas tus fuerzas hacia tus piernas y brazos, la adrenalina esclarece tu mente. u mente no piensa y se vuelve aguda, todos tus sentidos se vuelven tan afilados como una espada.
Estas preparado para luchar o huir, la cuestión es sobrevivir, y no tendrás tiempo para sobrevivir, el miedo se encargará de vos.

El miedo te protege del peligro, es decir que el miedo es un gran amigo, nos alerta del peligro y nos da las herramientas para protegernos.

El propósito del miedo es que sigas vivo.

El miedo es una respuesta natural ante una amenaza vital. Cuando tu integridad esta en juego el miedo es un gran aliado. El miedo siempre aparece en una situación real pero desconocida. El miedo puede darte la oportunidad de adquirir nuevos conocimientos y de evolucionar, como también puede paralizarte y dejarte estancado.

El miedo psicológico

A excepción de las amenazas vitales, el resto de los miedos son miedos psicológicos. Estos están basados en lo desconocido pero se posicionan en el pasado o en el futuro. En realidad no existen, por lo menos en este momento; y lo más probable es que no existan en un futuro.

Toda situación nueva genera miedo expresado con otras máscaras: Stress, ansiedad, angustia, etc.

La mayoría de estos miedos son totalmente infundados, producto más de la imaginación que de la realidad.

A este tipo de miedo hace referencia la historia zen, al miedo psicológico.

Si lo rememorás en tu vida, el 99% de las cosas que temías nunca sucedieron.

Como dijo Oscar White: "Mis mayores desgracias fueron las que nunca sucedieron"

Este tipo de miedo es el que nos boicotea en la vida y nos paraliza inútilmente.
Este tipo de miedo es el que no nos permite disfrutar de la vida y es el principal enemigo de la abundancia.

Que este tipo de miedo predomine en nuestra vida o desaparezca va a depender de la confianza que tengamos en nosotros y en la vida.

Si te consideras digno de una situación, es porque internamente te sentís merecedor de esa situación. Si te consideras merecedor de lo mejor de la vida es porque te querés y respetas a vos mismo.

De todas maneras el miedo psicológico va a existir siempre en toda situación nueva, es un mecanismo natural, que tiene la naturaleza para relacionarnos con lo desconocido.

Lo que podemos hacer es usarlo de trampolín para una nueva experiencia, todo lo nuevo es una oportunidad de crecer y aprender.

Lo nuevo, lo desconocido es lo que nos hace crecer, todo lo que nos pone a prueba, agudiza nuestra inteligencia y nos muestra recursos desconocidos que llevamos dentro.

LA vida es dinamismo y cambio constante, por ello una persona receptiva y armonizada encontrará permanentemente situaciones nuevas.

En cambio la rutina nos hace vivir en una falsa seguridad, que nos aletarga el alma y potencia nuestros miedos psicológicos.

La rutina y la seguridad, son contrarios a la vida ya que esta es incierta.

Existe un viejo refrán que dice:

"En un principio no existe diferencias entre un cobarde y un valiente, porque los dos tienen miedo. La diferencia la hace el valiente que pese a su miedo, da el paso adelante y el cobarde se queda paralizado"

Entonces para usar el miedo psicológico a tu beneficio tienes que ir dando ese paso adelante hacia toda oportunidad de algo nuevo o desconocido.


La necesidad y su naturaleza.

Así como muchas veces el miedo no te permite da el paso que tenés que dar, la necesidad te hace dar el paso que no tenés que dar.

La necesidad o mejor dicho, el sentimiento de necesidad, proviene de la desesperación que es el extremo del miedo psicológico.

Sentir que falta es ser realmente pobre. Es la absoluta falta de confianza en la vida.

No confundamos necesidad con necesidades. De estas últimas hablamos antes y son siempre hermosas y del ahora, mientras que la necesidad, el sentir que nos falta, siempre es del futuro.

La necesidad busca una seguridad y garantias, actúa "por las dudas", es lo que comúnmente llamamos preocupación: tu mente esta haciendo planes y atajándose de lo malo que pueda suceder, en el fondo sientes que lo malo puede ser real.

Un antiguo dicho oriental dice: "El verdadero guerrero se prepara para lo peor y luego anhela lo mejor"

Es normal preocuparse, pero cuando la preocupación es un hábito permanente estas manifestando tu grado de escasez.

Si piensas que hay motivos para preocuparse porque tu futuro puede verse afectado, haz como el guerrero, preparate. Ocupate previniendo todo lo que pueda suceder, toma todas las medidas que consideres necesarias, para que no te afecten. Pero luego relajate, vive en el presente y anhela lo mejor.

domingo, 3 de abril de 2011

Los canales de la abundancia

Todos nacimos con un don, una cualidad, unas habilidades que son únicas. Nunca hubo ni habrá nadie como tu.


Despierta tu vocación

Si eres un pintor, en la historia han existido millones de pintores y habrá millones por siempre, pero nadie pinto ni pinta ni pintará como tu.

Quiero decir que todos, sin excepción, nacemos con una o más habilidades con que nos proveió la naturaleza. Esas habilidades hacen a la variada riqueza y a la belleza de la vida.

Esas habilidades si las disfrutas y desarrollas entonces estas haciendo uso de tu vocación.

Vocación no es otra cosa que hacer uso de las herramientas que la vida te dio para que vivas en abundancia.

La vocación es una llama interna, personal, que sale de tus entrañas y pide manifestarse.

Si la manifiestas estarás haciendo uso de un canal de abundancia hacia tu vida para vivir a tu manera y de lo que te gusta.


Vive a tu manera

La educación familiar y social nos ha heredado una serie de "deberías" y "no deberías", de "correctos" e "incorrectos", algunos son muy rígidos otros más flexibles, algunos más directos y otros más sutiles, pero todos te condicionan a que no vivas tu vida 100% a tu manera.

El peor pecado de cualquier ser humano es no vivir esta hermosa y corta vida como la siente.

Si cada persona vive su vida como la siente no existirían tantas desgracias humanas.

Si no vives tu vida a tu manera, tarde o temprano, empezarás a sentirte insatisfecho e infeliz y estos dos elementos son los generadores de todos los males de la humanidad.

Una persona feliz nunca puede hacer daño, solo puede hacerlo quien lleva dentro de si el resentimiento, producto de no sentirse satisfecho y feliz.


La felicidad esta dentro de ti

Si buscas la felicidad fuera de ti, es decir en lo externo, en el mundo, podrás tener "momentos" de felicidad, pero todo en este mundo, incluidos tu y yo nacemos-vivimos y morimos; también sucede con cada circunstancia externa, con cada relación con cada éxito con cada fracaso.

Mucha gente se aferra a lo que le hace bien, pero cuando "eso" no esta más sufren la decepción de sus propias expectativas que ellos mismos se han creado y proyectado, pero que nadie le pidió ni tampoco tiene que satisfacer.

Este tipo de felicidad en cierta manera es irreal, no natural, porque requiere de un motivo y la auténtica alegría, la auténtica felicidad no tiene motivo ni un porque, simplemente se es feliz, sin más, porque sí.

Esto es así porque es tu verdadera esencia, así como tu cuerpo es 90% de agua, tu ser es 100% felicidad.
Si no puedes sentirla es porque de alguna manera no vive una vida propia, de alguna manera vives una vida fabricada por otros y tu energía esta bloqueada por los miedos y las inseguridades.


Satisface tus necesidades, observa tus deseos

Muchas veces las necesidades y los deseo se confunden, de hecho, mucha gente piensa que son lo mismo, pero no lo son.

Las necesidades son sencillas y pertenecen al ahora. Comer, dormir, descansar, higienizarse, una compañía afectiva, un techo donde vivir, son las necesidades básicas de toda persona y son las que siempre debes tener satisfechas.

Como puedes observas las necesidades básicas pertenecen al cuerpo y al ahora. Si tienes hambre no puedes decir "comeré mañana", si tiene sueño no puedes decir "dormiré la semana que viene". Estas cosas debes hacerlas ahora, sino tendrás menos energía y si las desatiendes demasiado puedes enfermarte e incluso moriste.

Como ves las necesidades son sencillas y un canal de abundancia es disfrutarlas conscientemente cada necesidad. Cuando comes, tomate tu tiempo, come con los 5 sentidos, disfruta del olor, la textura, el sabor, los colores, mastica despacio, traga despacio, ¡Haz de ese momento una celebración!

Y así con cada necesidad, siente el agua en tu cuerpo al ducharte, como el aire o el vapor tocan tu piel, como el agua acaricia tu cuerpo y si sientes la necesidad de expresarle házlo, como carta bajo la lluvia.

Si disfrutas las necesidades estas en contacto con el ahora.

Los deseos son otra cosa y muchas veces se confunden inútilmente con las necesidades. Los deseos responden a la ilusión creada por la mente y también para cubrir las exigencias sociales.

Por ejemplo si tienes un auto de 10 años y deseas un 0 km, esta bien desearlo, pero si conviertes este deseo en una necesidad, es decir "consideras" que necesitas un auto nuevo, cuando el que tienes cumple la misma función practica, te estas creando un problema.

Quizás lo haces para satisfacer las "exigencias" de status social y si te interesa pertenecer a ese circulo social estará bien, pero recuerda que si para ello vas a descuidar tus necesidades, empezarás a convertirte en una ruina humana, quizás respetable, pero ruina al fin.

Por ello tienes que diferenciar claramente tus necesidades de tus deseos

Las necesidades son hermosas y son un verdadero deleite.

Los deseos también son importantes, porque son el motor de la vida, satisfacerlos también es necesario en la vida, pero recuerda que la naturaleza del deseo es no tener sin limites, si te dejas arrastrar por ellos te crearán angustia y ansiedad.

Los deseos son como un pozo sin fondo, no importa cuanto haches dentro, nunca se colmará.

Lo importante a considerar de los deseos es si son realistas, ¿Son mis deseos realizables?, ¿que deseos son realizables y cuales no?. Empieza por los deseos que puedes satisfacer en lo inmediato y a corto plazo, esto te dará un energía para aspiraciones mayores.

Es importante diferenciar deseos de necesidades y satisfacer siempre las primeras y mantener a raya los segundos.


Responsable de tu libertad

El valor más grande de toda persona es la libertad. Libre podés hacer de todo, incluido amar.

Sin libertad nunca podrás colmar tus aspiraciones plenamente.

Pero la verdadera libertad debe ir acompañada de tu propia responsabilidad.

Libertad y responsabilidad es lo mismo. No me refiero a la responsabilidad en el sentido de obligación, como pagar impuestos llegar a horario al trabajo, etc.

Por responsabilidad quiero decir que tu mismo respondes por tus propios actos, por lo que dices, piensas y haces. Te haces cargo de la situación.

Mucha gente limita su propia libertad, haciendo responsable a otros de sus actos. Son muy pocos los que asumen la responsabilidad de sus acciones.

Tu eres totalmente libre para hacer, pensar y decir lo que quieras, pero recuerda que si no te haces responsable de lo que manifiestas, nunca serás totalmente libre.

Cuando uno asume la responsabilidad de su propia vida empieza a vivir en armonía con los demás y con la vida misma.

Te conviertes en una persona integra, sólida, con aplomo, con los pies firmes en la tierra. Te conviertes en una persona auténtica.

Uno empieza a sentirse en su propio centro, entiende de que los "deberías", los "correctos" y "incorrectos", no le pertenecen, son moldes creados por otros para satisfacer las expectativas ajenas, no las propias.



martes, 29 de marzo de 2011

Abundancia vs Escasez

En la vida no se puede ser tibio.

Ser tibio es estar en el medio.

Debe ser como un río que fluye sin parar y que en su andar se adapta a todo los terrenos y regula su energía. A veces es suave, a veces fuerte, a veces calmo a veces furioso.

Si tu energía no fluye, no quemas ni congelas, tu energía es indiferente y no afecta a lo que te rodea.

Para que las cosas sucedan tu energía debe fluir.

Existen dos principios esenciales para que empieces a estar en contacto y armonía con la abundancia. A continuación te los presento.


Somos parte de un todo.

El primer principio de la abundancia s reconocer que somos parte de un todo llamado existencia.
La existencia no deja nada al descuido, cada parte recibe lo que necesita colmando e incluso desbordando las necesidades de cada parte.

El no aceptar consciente o inconscientemente este principio de alguna manera te estas aislando del todo y el todo no puede colmarte.

Cuando esto sucede en tu vida esta predominando el principio de la escasez, es decir siempre te falta por más esfuerzo que hagas o lo poco que consigues, lo consigues pagando un precio muy alto con tu salud, tu felicidad, tu libertad y tu alegría.


Eres digno de vivir en abundancia.

Como parte de un todo tu eres merecedor de recibir las bendiciones de ese todo.
Si no fuera así no existirías. Si existes es porque eres importante para la vida y si eres importante para ella, esta cuidará de ti como una madre a su hijo.

Lamentablemente la herencia social, cultural, familiar, religiosa, política que heredamos nos educó en una mentalidad de escasez.

Básicamente nos enseñan que la abundancia hay que merecerla, hay que ganarla, cuando en la verdad de la existencia es tu derecho natural.

No nos enseñaron que merecemos una vida de abundancia.
En cierta manera nos quitaron nuestra propia dignidad y sin pretenderlo nos condenaron a vivir una vida donde todo lo que nos produce placer, gozo, dicha, alegría, no es para nosotros.
 Todo lo bueno de esta vida no esta a nuestro alcance, de esta manera nos han liciado en el maino de la vida, de la vida en abundancia.

Después de entender que eres parte de un todo y tienes como parte el derecho natural y existencial de recibir las bendiciones de la existencia.

Lo segundo es aceptarte a ti mismo y considerarte digno de vivir una vida como a ti ter gusta.
Digno de hacer uso de todas las bendiciones con las que la vida te esta colmando permanentemente.



viernes, 25 de marzo de 2011

Hablemos de abundancia

Los grandes maestros espirituales como Jesús, Mahoma, Buda, Mariva, etc. han intentado transmitir este mensaje: vive de manera natural, en armonía y en el presente.

“Mirad a los pájaros, ni siembran, ni siegan, ni almacenan y, sin embargo, vuestro Padre celestial los alimenta. ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe?... Ya sabe vuestro Padre del cielo que tenéis necesidad de todo eso”.

(Mateo 6,26.30.32)

Esta declaraciíon de Jesús es quizás una de las más esclarecedoras del espiritu de abundancia y nos esta dando la clave: No te preocupes, vive sin angustia, confía en la vida, esta cuidará de ti.

Para muchos esta cita se queda en una linda frase, ya que poca gente se entrega en las manos de la vida; "hágase tu voluntad", aceptar el hecho de lo impredecible.

Un místico confía y sabe que la vida es más sabía y lo que tiene que suceder sucederá y lo acepta sin más.

Intenta vivir y disfrutar al máximo de este momento, porque es la verdadera realidad y es el ladrillo para que el mañana se más venturoso.



Consciencia: La diferencia que nos lleva a la felicidad o a la locura

La gran diferencia entre el ser humano con respecto al Reino Animal, es que el ser humano tiene consciencia. Consciencia significa que sabe que es.

Si a un perro lo embiste un auto, por su instinto evitará la embestida, pero este no sabe que pudo haber muerto, ni tiene consciencia de que algún día va a morir.

Esta es la abismal diferencia con respecto al ser humano.

El ser humano sabe que algún día va a morir. Lo que es el cuerpo en el que vive dejará de existir.

Este hecho, ha creado en el ser humano el mayor miedo que existe y del cual deriban todos los demás: El miedo a la muerte.

La muerte es el mayor misterio y al margen de las creencias personales de cada uno, en el fondo el hecho de saber que ya no seremos nos crea una enorme angustia.

El ser humano ha intentado evitar esta angustia y protegerse de ella y esta protección ha creado toda su miseria.

Si lo enlizas verás que este gran miedo tiene muchos parientes; el miedo a la pobreza, a la enfermedad, al desamparo, a la soledad, a la incertidumbre, etc, nos genera un vacío que nos deriva a pensar en una cosa: Vamos camino a la muerte y ante este hecho somos totalmente inmunes y estamos totalmente indefensos.

Toda la vida estamos evitando la muerte.

Este vació lo llenamos con la seguridad. Seguridad en todas sus formas: económica, reconocimiento social, seguridad física, seguridad emocional (poseción y dominio en las relaciones), seguridad laboral, etc.

La seguridad se ha convertido en el objetivo existencial. Un objetivo que es totalmente irreal, porque la naturaleza de la vida es la inseguridad, el misterio y la incertidumbre.


En la vida no hay garantías de nada.

Todos los grandes pensadores, filósofos e intelectuales, llegaron a la misma conclusión: la vida es un sin sentido.

Llegan al punto más alto, a la cima del pensamiento donde llegan a la inevitable conclusión de que hagas lo que hagas y pase lo que pase la vida no tiene sentido.
La mayoría ha terminado en la depresión, la locura o el suicidio.

La diferencia sustancia entre los filósofos, pensadores e intelectuales y los místicos es que estos últimos saben que hay algo más allá de la cima de la mente, es lo que ellos llaman la no-mente o ilumninación.

Para los místicos el sentido de la vida no tiene importancia, porque el único sentido es "este momento", es decir el aquí y ahora, el presente.

Si tomas consciencia de que el ahora es lo único que realmente tienes, lo único real y que podés palparlo. Si abandonas la carga del pasado y las expectativas del futuro, te darás cuenta que tanto uno como el otro no existen.

El pasado no se puede cambiar ni nada y el futuro nadie lo puede garantizar. Solo el hoy es.

De esta forma tu vida es un fluir, como un río fluye sin motivo ni razón, va donde la vida, la naturaleza lo lleve.



jueves, 24 de marzo de 2011

Empieza a ser feliz

El siglo XX fue un siglo donde existieron mentes geniales que descubrieron y concluyeron claves esenciales para el ser humano y la vida que son indiscutibles.

Por ejemplo el psicoanálisis creado por Sigmund Freud y continuado por sus principales discípulos con Jung, definieron algo que el sentido común de cualquier persona podría concluir pero que sin embargo no le damos la importancia y trascendencia que tiene: La actitud ante la vida no es la misma si eres feliz que si no lo eres.

Para poner un ejemplo: Supongamos que estas enamorado, te sientes pleno y sientes que la vida te sonríe, también tienes un negocio y entra un proveedor con un nuevo producto. Seguramente le compraras al margen de las características del producto, por la simple razón de que de alguna forma quieres compartir tu felicidad y una forma de hacerlo es alegrando ese momento con una compra, sabiendo que esto será para el vendedor un motivo de alegría.

Lo mismo pasa a la inversa, si estas resentido, con ira u odios. En la misma situación anterior, lo más probable es que no compres o regatees para sacarle alguna ventaja unilateral a tu visitante.

Podes hacer memoria y seguramente encontrarás ambos ejemplo en tu vida.

Freud también concluyó que todos los traumas, psicosis, paranoias y perversiones deriban de la represión sexual y de la falta de amor.

Vivimos en sociedades donde estamos constantemente exigidos a lograr resultados y objetivos permanentemente y no lograrlos es motivo de muchas frustraciones.

Vivimos en sociedades donde los valores humanos prioritarios son ser productivo, eficiente y competitivos, donde lo más importantes son los resultados sin importar los medios ni tu bienestar ni tu alegría.

La alegría, el placer, el disfrute, divertirte, priorizar lo que te gusta, disfrutar el momento sin ninguna presión, simplemente vivir como te gusta sin tener ningún motivo o razón, no son valores importantes, "esos" valores son para "después" siempre los estamos postergando.

Si observas a la naturaleza todos los seres se alimentan, tiene donde dormir cómodamente, sin tener que "ganárselo". No tiene angustias, paranoias, strees, depresiones, ni traumas. Excepto que convivan con la neurosis del ser humano.

Tiene sexo cuando su biología se los pide y no tiene que responder a exigencias sociales ni siquiera en su comuna. No arman guerras, ni tiene prejuicios de ninguna especie. Simplemente viven en armonía aceptando lo que es y cuidando su lugar y respetando el del otro.

Pareciera que toda la existencia, la vida y la naturaleza se muestra generosa con cualquier ser viviente excepto con el ser humano.

Empieza a observar lo natural. Todo es abundancia y hay para todos incluso más de lo que podemos necesitar o anhelar.